jueves, 4 de noviembre de 2010

Profundo silencio

Primeras imágenes del fondo marino grabadas en alta definición a más de 100 metros de profundidad, en la isla Sala y Gómez, océano Pacífico, Chile. En lengua rapanui, la isla se llama Motu Motiro Hiva, "islote del pájaro en el camino a Hiva".

Mensaje de la organización Océana:

Sala y Gómez y otros lugares donde se cree que existen ecosistemas marinos vulnerables, deben protegerse de manera preventiva frente a actividades destructivas como la pesca de arrastre.


A Kitos, por su inmenso y silencioso mar de piedras

2 comentarios:

  1. Oh, gracias.

    Ese silencio que no es sólo silencio, esa inmensidad que no es sóla inmensidad. Y la piedra que habita el silencio y la inmensidad tampoco es únicamente piedra.

    El diálogo y el pensamiento que se activan son fuentes de vida y razones para vivir. Bajo ese mar se adivina un rumor que nos acaricia, que nos entiende, que nos ama.

    Nosotros, seres que practicamos la inmersión mediante la palabra y el arte, buscamos la belleza bajo el oleaje diario, pero también montados en su carro de espuma, cual Neptunos o cual Cibeles.

    En cuanto me quite el neopreno te envío un abrazo. El beso te lo doy ya-.

    ResponderEliminar
  2. No exagero si digo que eres la persona más sensitiva y amable que he encontrado en mi corta pero intensa andadura bloguera. Me resulta difícil no echarte algunas flores en este diálogo algo accidentado pero decididamente feliz.
    Y sí, para mí el diálogo y el pensamiento compartido son razones prioritarias para vivir.
    Ya sabes que estás en tu casa, y aquí tus besos se celebran con grandes baños de espuma marina.

    Poseidón te saluda, pero el beso es mío.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar