domingo, 12 de enero de 2014

El lado bueno

¿Y cómo podía saberlo Maidy? Maidy, que estaba en la consulta del médico. Tantos años en el diván de un psiquiatra y, de repente, el diván se mueve.

Dios mío, Maidy está en el diván cuando la gran sacudida.

Maidy no te lo contó, pero ¿sabes lo que le contestó el médico? Lo que le contestó cuando ella saltó del diván y exclamó:

-Santo Dios, ¿ha sido eso un terremoto?

El médico le contestó lo siguiente:

-¿Te ha parecido un terremoto?

Creo que estamos de acuerdo, hay que verlo por el lado bueno.



Fragmento del relato San Francisco; Amy Hempel, Cuentos completos, Seix Barral, 2009.

2 comentarios:

  1. ¡Dios mío... tengo un tumor del tamaño de una pelota de baloncesto en mi cabeza!
    En fin, Woody Allen.

    ResponderEliminar
  2. Maidy lo que debería haber hecho en ese momento es sacar el Magnum del 45 del bolso y preguntarle al psiquiatra "¿Le parece que esto es un Magnum del 45?" para que al terapeuta se le incrustaran las gónadas en el bajo vientre por la impresión.

    Besitos.

    ResponderEliminar